Buscar
  • Ivette + Gabi

Episodio 31: "Voy a Ser Autocompasiva"



El tema de la compasión es un poco debatido. Parece que culturalmente hablando sentir compasión no es algo bueno, a la gente no le gusta que les compadezcan o que les sientan pena.



Normalmente la gente cree que compadecer es tan solo sentir pena por alguien, mirarlo con lástima. Y debemos romper con ese esquema, porque la compasión no es así. Una cosa es sentir pena por alguien y otra es compadecer. Cuando sentimos lástima o pena por alguien generalmente es porque lo miramos desde fuera, en una posición superior, distantes, con cierta simpatía, nos sentimos aliviados de que no somos nosotros los que estamos pasando por esa situación y no hacemos nada al respecto por aliviar ese sufrimiento.


Compadecer es sentir lástima o tristeza por el sufrimiento de otros, pero implica algo más, significa sentir empatía y misericordia y eso nos lleva a impulsivamente a hacer algo para aliviar el sufrimiento ajeno. Es decir que cuando vemos a otra persona que está pasando por una lucha o sufrimiento, pues nos sentimos identificados con ellos y sentimos su dolor, (empatía) y a partir del amor hacemos lo necesario para aliviar el sufrimiento de esa persona. Los seres humanos por naturaleza somos compasivos con otros y esto implica muchas cosas: empatía, tolerancia, solidaridad, paciencia, amor, bondad, amabilidad.


¿Si por naturaleza somos seres compasivos con otros, porqué es tan difícil ser autocompasivos?


Es fácil tratar con compasión a un familiar o a un amigo y eso es porque sentimos algún tipo de afecto por ellos. Y como los amamos, inmediatamente ante cualquier sufrimiento que estén pasando, nos urge el sentimiento de querer aliviarlos, ya sea con palabras de afirmación, estando presentes o ayudándole de distintas maneras. Igual nos sucede con personas que no conocemos, aunque no sintamos ningún tipo de afecto por ellos, sentimos empatía, de alguna manera nos sentimos identificados y los comprendemos y por eso somos solidarios y bondadosos en el afán de ayudarlos.


Sin embargo, cuando se trata de nosotros, pues somos muchísimo más duros. Nos latigueamos y hasta trapeamos el piso con nuestra autoestima. Sabemos que en este este mundo se nos exige demasiado, debemos ser competitivos, “perfectos”, demostrar siempre fortalezas y ocultar debilidades. Y sentir auto compasión es ser débiles, es sentirnos vulnerables o ser demasiado autocomplacientes con nosotros mismos.


Al hablar de compadecer en el sentido completo de la palabra, pues queremos decir que la auto compasión es eso, darnos cuenta de que estamos sufriendo por cualquier motivo y hacer algo por aliviarnos de ese sufrimiento. Y si somos capaces de ser compasivos con otras personas podemos de igual manera utilizar esa capacidad para nosotros mismos.

En su libro Auto Compasión de Kristen Neff, ella nos muestra que la compasión tiene tres elementos que si los consideramos nos ayudarán a ser más querendones con nosotros mismos.


El primero es la amabilidad para con nosotros mismos.

Si podemos sentir amabilidad por otros, esa misma capacidad se puede utilizar en la autocompasión. Tenemos un amigo o un hijo que pasa por una situación difícil y nos cuenta esta situación, nuestra posición no es de juzgamiento o molestia. Nos preocupamos verdaderamente por ellos y somos amables con ellos, los queremos tranquilizar ya sea con unas palabras de ánimo o con un abrazo. Queremos darle alivio.

Ser amables con uno mismo significa dejar de juzgarnos constantemente y de hacernos comentarios que nos lastiman. Es ser nuestro propio amigo para tratarnos con cariño, tranquilizarnos y aliviarnos.


El segundo componente es la condición común humana

Nosotros como seres humanos tenemos muchas cosas en común y somos parte del todo. El segundo elemento de la autocompasión es el reconocimiento de esta experiencia humana en común. Compasión viene del latín que significa “sufrir con”, eso es mutualidad en la experiencia de sufrimiento. Sabemos que los seres humanos no somos perfectos, que siempre fallamos, que no podemos controlarlo todo, que todos sufrimos, vivimos las mismas pasiones y emociones, que estamos en el mismo bote.


Y ya hemos hablado en otros episodios sobre el problema de compararse con otros y el daño a nuestra autoestima por la búsqueda de la perfección. Todos esto nos hace sentirnos mal con nosotros mismos, inadecuados, nos aíslan y sentimos falta de pertenencia. Es un yo contra el resto de la humanidad. Porque cuando se trata de nosotros, no vemos al resto de la humanidad, no reconocemos esa comunalidad.


Podemos sentir auto compasión tan solo reconociendo esa mutualidad y ahí nos daremos cuenta qué no somos los únicos, que no estamos solos, no nos aislamos en nuestras propias imperfecciones. Salimos de la expresión de esto me pasa sólo a mí y nos damos cuenta de que incluso hasta en los momentos de dolor, de imperfección, pertenecemos al resto de la humanidad. Eso amigos se llama conexión.

El tercer componente es Tener una atención plena o prestar atención

Cuando hablamos de atención plena queremos decir que es observar algo sin juzgar y aceptarlo tal como viene en ese momento. En otras palabras, enfrentamos la realidad, al ver las cosas como son, ni más ni menos. Ese es una manera compasiva y efectiva de vivir la vida.


Si en primer momento reconocemos que estamos sufriendo, pues no hay que darle vueltas, ¡estamos sufriendo y ya! Ese primer paso nos hace darnos cuenta de todas las emociones negativas que sentimos. Y sin enfocarnos en las fallas, nos decimos: Ok, estoy sufriendo y no me siento muy bien. Sé que he cometido un error y debo pagar las consecuencias, pero voy a dejar de recalcar que es un error pues no llego a ningún lado y me voy a enfocar en buscar soluciones y mejoras.


Date cuenta de la situación, acepta tus sentimientos que la estás pasando mal, no te reprimas escapando de estos sentimientos, tampoco los exageres; no te culpes, reconoce que es temporal y luego empieza a actuar. Enjuague y repita por cada vez.


Con práctica, aprenderemos a ser menos reactivos con nosotros mismos y los demás. Y seremos más autocompasivos porque si aceptamos las cosas tal como son, sin críticas y exageraciones, pues estamos siendo autocompasivos.


Beneficios de Ser Autocompasivos

  • Nos hace resilientes

  • Reduce el estrés, la depresión y la ansiedad

  • Nos hace más inteligentes emocionalmente

  • Te hace menos perfeccionista

  • No te sientes avergonzado

  • Te sientes más satisfecho con tu imagen corporal

  • Reduce los desórdenes alimenticios

  • Te da un estado mental positivo y aprecias mejor las cosas.

  • Reconoces tus errores y te motiva hacia el crecimiento personal


Práctica

  1. Autoreflexión y test. Haz el test aquí

  2. Tratar a nuestros hijos con compasión para que desarrollen en ellos la autocompasión. Ser autocompasivos por nuestra imperfección como padres.

  3. La gente que es muy autocrítica o que se critica duramente normalmente piensa que los otros los juzgan de igual o peor manera

  4. Relación mayor autocompasión = mayor compasión hacia demás.

  5. Compassion fatigue: hacerse un masaje, ver una comedia, descansar

  6. La autocompasión nos ayuda a perdonar.


El ejercicio del abrazo

Cuando nos sintamos tensos, tristes, molestos, nos sentimos impotentes y nos autocriticamos, pues démonos un abrazo. Está comprobado que los abrazos producen oxitocina, que es la hormona que produce el sentido de seguridad, nos calma en momentos de estrés.


Ahora a escribir, grabarnos o tener un diálogo interno

Cuando nos sintamos mal por algo, piensa en lo que te has dicho, nota tu lenguaje, las palabras que usas, si te repites siempre lo mismo, si te dices cosas de la misma manera que alguien te trataba así.


Ahora haremos un esfuerzo por suavizar es tas palabras y lo haremos como si fuera un amigo nuestro que trabaja en equipo de apoyo con nosotros.

Por ejemplo: Es que soy una pendeja

Yo sé que lo que hiciste, no fue lo más acertado y debemos buscar las maneras de solucionar esta situación, así como de mejorar, pero si sigues ofendiéndote y tratándote de esa manera, pues no nos ayuda y nos lastima.


Práctica del Diario de Autocompasión

Revisa tus eventos del día y escribe uno que te haya hecho sentir mal o hayas juzgado duramente y utiliza la atención plena, la amabilidad y la experiencia humanitaria común para esta situación.





2020 Practica lo que Predicas

  • White Twitter Icon
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon