Buscar
  • Ivette + Gabi

Episodio 33: "Voy a Practicar el Wabi Sabi"




La mejor definición que encontramos sobre el Wabi Sabi viene del abc.es y

dice «Nada dura, nada está completo y nada es perfecto». Esta es la base

del Wabi Sabi, un concepto japonés que hace referencia a la belleza de lo

imperfecto, lo inmudable y lo incompleto.


El Wabi Sabi es un tema que ya tocamos en el episodio número 25: “Quiero

Ser Perfectamente Imperfecta”. Así que, queremos darle un poco más al

tema del Wabi Sabi y profundizarlo.


El Wabi Sabi, más allá de una lista de reglas es una manera de vivir la vida.


En el libro de Beth Kempton encontramos las definiciones de ambas

palabras. Wabi Sabi se originó como dos palabras separadas, ambas

cargadas de valor estético, con raíces en la literatura, la cultura y la religión.

«Wabi» es hallar la belleza en la sencillez, la riqueza y la serenidad espiritual

cuando nos distanciamos del mundo material. «Sabi» tiene más que ver con

el paso del tiempo, con el hecho de que todas las cosas crecen y se

deterioran y con cómo el envejecimiento natural que altera la naturaleza

visual de esas cosas.


Beth Kempton también dice que Wabi Sabi está profundamente conectado

con el tipo de belleza que nos recuerda la naturaleza transitoria de la vida.


Es un término intraducible, e indefinible en la cultura japonesa. Esta muy

relacionado con la estética y la belleza de las cosas.


Aquí algunos ejemplos:

  • Madera desgastada

  • Algunas flores de temporada arrojadas a un jarrón, no arregladas.

  • Vegetales grumosos e imperfectos de su propio huerto o del mercado de un agricultor

  • Aceptarnos a nosotros y a los demás como seres incompletos e imperfectos.


Uno de los capítulos del libro de Beth Kempton habla sobre la aceptación de

lo que es y soltar la idea de “lo perfecto”.


Todo es cambio. Cambio es la única fuerza permanente en el mundo.

Nuestras relaciones, sitios de trabajo, cuerpos, salud, finanzas, nuestros

hobbies, gustos por ciertas cosas. Las ciudades donde vivimos, la tierra que

pisamos también ha cambiado, los lugares físicos que visitamos, las casa,

hospitales, escuelas, oficinas. Todo eso ha cambiado y volverá a cambiar.


Como dijo Heráclito de Éfeso: En los mismos ríos entramos y no entramos,

pues somos y no somos los mismos. Es decir que no puedes bañarte dos

veces en el mismo río. Lo que permanece en el río es el cauce, el flujo es el

mismo, como la vida misma que sigue a pesar de que haya mil cambios,

todos pasando a la misma vez.


En el plano del cambio existen dos tipos de personas, aquellas que se

aferran al “status quo” con todo lo que tienen, porque les aterra el camio, y

en el otro extremo aquellos que buscan el cambio como una manera de

escapar de sus responsabilidades cuando las cosas se complican o se

ponen difíciles.


Aceptar el Pasado.

No huyamos de la realidad de lo que pasó. Gastamos mucha energía

negando lo que pasó, guardando secretos, escondiendo realidades, negando

lo sucedido. Nuestra mente también lo hace cuando experimentamos trauma.

El Wabi Sabi nos enseña que lo que pasó ya pasó, que lo único que existe

es el aquí y el ahora (Así como en el mindfulness)


Aceptar el Presente

Solo existe el aquí y ahora. Vive lo que estás viviendo. Toma ese baño

caliente porque en algún momento el agua se enfriará y tendrás que salir de

ella y seguir tu camino. Nada es para siempre. Todo cambia. Si estás

pasando un momento desagradable, quédate con lo que estas viviendo en

ese momento, en ese segundo. No lo deseches, no lo entierres, no lo saques

de tu vida. Recuerda, nada es para siempre, incluyendo las emociones y las

situaciones. incompleto, imperfecto, inmutable, cambiando minuto a minuto.


Como dijimos en nuestro episodio de la perfección, la perfección está

relacionada con todo lo bueno y la imperfección con aquello que es malo. Es

esas imágenes de perfección que se ve en las redes sociales, sin arrugas,

con filtros, pelo perfecto, niños bien portados, casas perfectas. Los medios

de comunicación, la publicidad nos dice que necesitamos cosas o vivir

ciertas cosas para alcanzar esa perfección.


En el libro Kempton, comenta su experiencia mientras bebía una taza de té

verde con un monje, él le dijo esbozando una sonrisa afable:

“Vivir es sufrir. Enfermar es sufrir. Envejecer es sufrir. Morir es sufrir. No podemos evitar ninguna de esas cosas. Cuando tratamos de resistirnos a ellas, agravamos nuestro sufrimiento y retardamos nuestra capacidad de responder. Si en lugar de ello eres capaz de abrazar la realidad de lo que sucede, puedes fluir con la vida. La gente piensa que la Filosofía Zen consiste en calma y tranquilidad, así como vivir en un estado de constante dicha y buenas vibraciones. Pero en realidad se trata de cómo afrontas tus retos: infelicidad, soledad, preocupaciones, emociones difíciles. Se trata de aprender a afrontar lo que la vida te depara, y la aceptación de la realidad es clave para conseguirlo.

La palabra imperfección tiene una connotación negativa, es por eso por lo

que la rechazamos. La imperfección no es un compromiso. No es no tener

ambición, o pensar que alcanzar una meta es algo malo. Lo que pretende el

Wabi Sabi es hacernos llegar a la intención del porqué queremos lo que

queremos más allá del simple hecho de acumular cosas materiales, títulos,

casa, carros, diplomas, zapatos, etc.



« El Wabi Sabi tiene que ver con las cosas en su estado natural y más

auténtico ».

La perfección no tiene que ver con estar completo pero con la idea de que no

me falta nada.

Si todo fuese perfecto, no tendríamos ningún tipo de motivación de hacer

cosas, de existir, de comer de trabajar, de ganar dinero. etc.


Práctica


La practica es del libro Wabi Sabi by Beth Kempton. Para saber de que hablamos escuchanos en nuestro episodio. Click aquí.



2020 Practica lo que Predicas

  • White Twitter Icon
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon